El decreto ley 2811 del 18 de diciembre de 1974 o Código Nacional de Recursos Naturales Renovables y de Protección al Medio Ambiente marcó la pauta para la creación de la legislación ambiental colombiana y modificó principalmente la relación del hombre con la naturaleza al considerar el ambiente como un patrimonio común de la humanidad y necesario para la supervivencia, el desarrollo económico y social de la nación.

El Código cuenta con 340 artículos, los primeros contienen aspectos generales, definiciones, objetivos y ámbito de aplicación, y señala que la ejecución de la política ambiental será una función del Gobierno Nacional.

Además se encuentra dividido en dos libros ,el Primero – Del Ambiente, contiene disposiciones ambientales generales de política ambiental y sus medios de desarrollo, el uso de recursos naturales fronterizos y las relaciones internacionales y algunos factores de deterioro ambiental como los productos químicos, el ruido, los residuos sólidos y los efectos ambientales de los recursos naturales no renovables.

El Segundo – De la propiedad, uso e influencia ambiental de los recursos naturales renovables, determina aspectos específicos de acceso al uso y aprovechamiento de los recursos naturales, estableciendo pautas para el manejo de la atmósfera y el espacio aéreo, las aguas en cualquiera de sus estados, la tierra, el suelo y el subsuelo, la flora, la fauna, las fuentes primarias de energía no agotables, las pendientes topográficas con potencial energético, los recursos geotérmicos y los recursos biológicos de las aguas y del suelo y el subsuelo del mar territorial y de la zona económica de dominio continental e insular y los recursos del paisaje, entre otras disposiciones.
Recursos naturales con distinta clasificación.


Imagen tomada de: https://www.lifeder.com/clasificacion-recursos-naturales/ 01/09/2020.

Con el paso de los años, varios de los artículos de este decreto han desaparecido o han sido reformados, pero su estructura sigue intacta y se encuentra incluido en el Decreto 1076 de 2015 el cual tiene por objetivo compilar y racionalizar las normas de carácter reglamentario que rigen el sector Ambiente.

En Ambiental Mente contamos con el personal idóneo para orientar, asesorar y acompañar a las empresas que realizan actividades encaminadas a la extracción de recursos naturales renovables y no renovables en el cumplimiento de la normatividad ambiental vigente.

Escrito por

Alejandro Zapata

Profesional de Estudios
Ingeniero Ambiental – Especialista en Sistemas de información Geográficos